Del sexo y otros placeres industrializados

Del sexo y otros placeres industrializados

La capacidad de reproducir los sentidos humanos en experiencias interactivas, será el estandarte de una vasta industria
Por: Santiago Bustamante G. | Escritor y Traductor

En la discusión ¿Es la Prostitución Inmoral?, el escritor y psiquiatra Theodore Dalrymple escribió:‘Hace pocos años, las prostitutas desaparecieron de los periódicos médicos; reaparecieron como “trabajadoras sexuales.” Y ya no trabajaban en la prostitución tampoco: fueron desde entonces empleadas de la “industria del sexo.” Presumiblemente, los orgasmos son ahora productos de consumo como cualquiera otro.’

Robot2

Los medios sensacionalistas denominan a menudo a la industria del sexo comercial como una personificación de todo lo que es abominable en la cultura. Los medios denigran a los políticos que contratan prostitutas, alaban el trabajo en prevención del sida en África y caracterizan a las estrellas del porno como putas. Sin embargo, la industria del sexo emerge con rapidez desde la clandestinidad hacia las corrientes culturales populares de todo el mundo. Si el sexo global creciera al 5% anual, como lo fue del 2005 al 2006 en los Estados Unidos, para el 2030 la contribución sería de $340 billones a la economía global, y no podría ser ignorada por la política y la sociedad.

Algunos proyectos como The Future of the Commercial Sex Industry in 2030 buscan entrar en razón sobre las implicaciones futuras relacionadas con la industria del sexo. Las investigaciones incluyen áreas como prostitución, pornografía, sexo comercial e innovación tecnológica dirigida hacia la sexualidad. A continuación se presentan algunas de estas implicaciones.

El Internet y la Industria Porno

En el futuro, la cara pública de la industria del sexo comercial cambiará de manera dramática. No sólo como consecuencia de la innovación tecnológica, que busca modos de expandir la intimidad online, sino también a través de las plataformas populares que ayudarán a los usuarios a satisfacer sus necesidades. Por ejemplo, las organizaciones del Mainstream se darán cuenta del valor económico del sexo comercial. Marcas, gobiernos y firmas de inversión se están alineando con el sexo comercial para atraer la atención de los consumidores y acrecentar ganancias.

La Organización Internacional del Trabajo reportó que la industria del sexo da cuenta de cifras entre el 2% y el 14% de la actividad económica en Filipinas, Malasia e Indonesia. También estima que el sexo comercial está avaluado en 4.4% del PIB de Corea, lo cual es superior a las ciencias forestales, la pesca y la agricultura juntas. A principios de los 90’s, los ingresos fiscales de las llamadas telefónicas de sexuales en San Tomé y Príncipe se incrementaron tan significativamente que el gobierno fue capaz de construir un nuevo sistema de telecomunicaciones con los fondos. En 2011, PETA (Personas por el Trato Ético de los Animales) anunció planes para lanzar un sitio .xxx para promover el vegetarianismo, con segmentos sobre el “Amor Vegetal” en los que las actrices fueron filmadas en comportamiento travieso con un surtido de vegetales. A pesar de que el corto fue prohibido en el Super Bowl, la campaña se tornó viral en las redes.

La Prostitución en Intimidad

-robot1

A pesar de que la tecnología ha creado puentes digitales a lo ancho del globo, los servicios basados en el sexo continuarán siendo diferentes en cada región según su grado de desarrollo. En las naciones del primer mundo, la tecnología desplazará las trabajadoras sexuales desde las calles hacia sitios de emprendimiento. Este cambio proporcionará un entorno de trabajo más seguro y estable a las trabajadoras, que se beneficiarán de la tecnología para tomar posesión de sus carreras usando redes de colaboración y promoción online para el marketing personal. Las trabajadoras sexuales utilizarán herramientas para posicionarse como mujeres de negocios. Serán capaces de conectarse personalmente con la clientela en vez de depender de terceras partes. Al sacar a los chulos del cuadro, las trabajadoras sexuales ganarán más dinero e incrementarán también su propia libertad y seguridad.

Las innovaciones tecnológicas aumentarán el nivel de intimidad del sexo comercial. Las trabajadoras sexuales de la prostitución, la pornografía y el entretenimiento adulto integrarán la tecnología en sus sitios de trabajo para diferenciarse, y podrán crear “novias online”, una experiencia completa con cartas de amor y aniversarios. De acuerdo con un estudio conducido por el investigador del Reino Unido, Jon Millward, “la experiencia novia”, el sentido de que un cliente tiene una relación personal y emocional con una trabajadora sexual está por encima de la “experiencia porn-star.”

Sexo con Robots

Robot

La industria comercial del sexo expandirá la definición de sexo. La realidad aumentada, junto con los avances en robótica, permitirán añadidos sexuales para complementar las ofertas tradicionales. La editora de Future of Sex, Meg White, señala las tres áreas nacientes del sexocomercial: los mundos virtuales del sexo, que incluyen juegos en 3D con interacción íntima; el sexodesde la distancia, que incluye dispositivos teledildónicos (juguetes sexuales electrónicos que pueden ser controlados por una computadora para alcanzar orgasmos) además de otras formas de tener sexo con compañeros reales unidos por telecomunicaciones; y el sexo con robots. Cada vez más las trabajadoras sexuales online vincularán sus movimientos corporales a juguetessexuales, o incluso a robots con apariencias idénticas. En efecto, estas asociados con la violencia en los lugares de trabajo, las enfermedades de transmisión sexual, y modernizarán globalmente el mercado de sexo online.

Por otro lado, las capacidades de la inteligencia artificial pueden añadir niveles de interacción social superiores con máquinas no humanas. A medida que sean satisfechas nuestras necesidades no-sexuales a través de robots, los avatares o las comunidades digitales, nuestras necesidades sexuales seguirán el mismo camino. Más aún, las distinciones entre interacciones virtuales y reales se desvanecerán en el futuro. Aumentará el acceso a la tecnología por la demanda de productos y servicios sexuales. Se crearán “Sex-ond” lives (Segundas vidas sexuales) que redefinirán lo que significa estar en una relación, tener sexo, estar enamorado. Las parejas discutirán con seriedad si tener sexo con robots constituye una infidelidad, y la ley debatirá qué derechos existen para los trabajadores sexuales en comunidades online.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: